Información

¿Es malo quitarle las uñas a un gato?

¿Es malo quitarle las uñas a un gato?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

¿Es malo quitarle las uñas a un gato??

¿Es malo quitarle las uñas a un gato?

Las garras de los gatos les dan ventaja a la hora de cazar, pero no es una necesidad.

¿Crees que alguna vez tendrás que quitarle las uñas a tu gato?

Los gatos pasan años desarrollando sus garras, pero es un hábito que deben desarrollar cuando son gatitos para mantenerse a salvo. Quitarle las uñas a tu gato significa perder esa ventaja, lo que podría dejarlo vulnerable al cazar.

Las garras de un gato son el mecanismo de defensa más importante de sus patas. Por definición, quitarle las uñas a un gato elimina esas armas. La mayoría de la gente ha oído hablar del "debate sobre las garras". ¿Crees que es bueno o malo?

Aquí está la cuestión: quitar las garras es más que simplemente deshacerse de las garras, también se trata de las consecuencias y cómo eso afecta su vida. También se trata de lo que dice sobre tu relación con el gato.

¿Cuándo le salieron las garras a tu gato?

Los gatos tienen garras como gatitos. Nacen con un solo dedo con una uña que crece y crece hasta que el gato tiene el conjunto completo.

¿Qué le hace esto a tu gato?

Tu gato no necesita estas garras. Los gatos son cazadores por naturaleza y para eso usan sus garras: acercarse a la presa y cazar.

A los gatos no les gusta ensuciarse. Sus garras también se usan para rayar muebles, ropa de cama e incluso personas, por lo que si lo sabe, su gato probablemente lo evitará. Es solo un instinto natural para ellos.

Puede ser un desafío para un gato vivir con este hábito. Las garras pueden rascarse hasta sangrar y su gato puede sufrir esto.

A los gatos también les resulta incómodo y difícil acicalarse los pies. Si le quitan las uñas a su gato, tendrá dificultades para hacerlo.

¿Es una necesidad o es una elección de estilo de vida?

Tu gato te pide que le quites las garras, pero ¿cómo decides? Esto depende de usted y su gato.

¿Cómo se quitan las garras?

Puedes conseguir una herramienta especial para quitar las garras. También puede eliminarlos usted mismo con una herramienta o un poco de alcohol o incluso con la mano.

De cualquier manera, asegúrese de hacerlo de la manera correcta. Es mejor no excederse para evitar demasiado daño tisular.

¿Cómo lo manejas después?

Después de que le quiten las garras a su gato, habrá algo de sangrado y su gato puede tener dificultades para moverse. Si lo hace bien, debería haber un período de recuperación bastante corto, pero si no, su gato puede sentirse miserable.

Deberá apoyar a su gato, tranquilizarlo y asegurarse de que se sienta cómodo. No obligue a su gato a volver a trabajar o jugar de inmediato.

Deberá mantenerlos a salvo y alejados de otros animales mientras se recuperan.

Haz tu investigación

Si bien puede optar por que le quiten las uñas a su gato, debe hacerlo bien. Hay muchas cosas a considerar antes de tomar la decisión, por lo que es mejor investigar qué está involucrado y qué podría suceder después.

Si tiene que encontrar a otra persona que le quite las garras, deberá hacerlo bien asegurándose de elegir a alguien que sepa lo que está haciendo.

Un buen primer paso es elegir un profesional calificado, experimentado y de confianza en quien pueda confiar para hacer un buen trabajo y brindarle a su gato la mejor experiencia.

Investigue un poco, como lo hicimos nosotros, para encontrar y recomendar los veterinarios y las clínicas que utilizará. Utilice Internet para aprender todo lo que pueda sobre cómo mantener seguro a su gato mientras le quitan las garras.

Encuentra una clínica y un veterinario

Es una buena idea encontrar una clínica y un veterinario de buena reputación en su área para hacer las garras y obtener su ayuda. Es posible que tengan un procedimiento que usted puede hacer que su gato observe, pero lo que es más importante, podrán evaluar el daño causado por las garras y ayudarlo a decidir qué desea hacer para solucionarlo.

También es importante tener en cuenta que si su gato necesita atención médica después de que le hayan quitado las garras, un veterinario debería poder ayudarlo.

Pregúntale a tu veterinario

Encontramos una clínica veterinaria y un veterinario que nos haría las garras, y teníamos que hacerlo. Si bien es mejor encontrar uno usted mismo, si no tiene mucha experiencia, un veterinario puede darle algunas ideas sobre dónde buscar.

Averigüe si existen opciones de prepago que lo ayuden con el costo.

Algunos veterinarios ofrecerán opciones de descuento por pagar por adelantado. Esto puede ser una buena idea, pero es posible que deba hacer algunos pagos cada mes para compensar la diferencia. El veterinario también puede solicitar un depósito, especialmente si el gato es nuevo.

Si no puede pagar por adelantado, puede preguntarles si tienen una opción de bajo costo, como pagos mensuales. Pídales que discutan los costos con usted y le den una estimación aproximada.

Estar al frente

Sea abierto y honesto con el veterinario sobre lo que quiere que haga, incluidas las alergias que tenga su gato. ¿Tiene alguna pregunta? Pedir. Asegúrese de que comprendan sus necesidades y lo que quiere lograr.

Pregunte qué harán

Puede tener toda la información del mundo, pero es posible que aún no comprenda exactamente qué va a hacer el veterinario para quitarle las garras. Pregúntele al veterinario, especialmente si tiene alguna pregunta o no puede encontrar respuestas en la información que se le proporcionó.

Lo más obvio a tener en cuenta es si usted mismo puede quitarle las garras a su gato. Es un poco complicado, pero algunos gatos están felices de hacerlo ellos mismos y, por lo general, podrán hacerlo sin demasiados problemas.

Algunos gatos necesitan que alguien los ayude, pero es posible que puedas enseñarle a tu gato para que te permita ayudar. Esto puede ser muy efectivo y ahorrar tiempo, así que pregúntale al veterinario si esto es algo que pueda hacer.

Recuerde que no puede ver nada de lo que hace el gato cuando lo hace por sí mismo, por lo que es posible que se esté cortando. Siempre observe el área de cerca y si hay algún signo de daño, informe al veterinario de inmediato.

Pregunte al veterinario sobre alternativas

Asegúrese de que el veterinario sepa si hay otras opciones para probar, como apósitos a base de gel, bandas de goma, clips o incluso remedios homeopáticos. Todo puede ayudar a que su gato se sienta menos incómodo.

Mantenga todas sus opciones abiertas cuando se trata de eliminación.

Si tu gato es un poco molesto, es posible que te pidan que le dejes usar las garras o que las obligue a usar las garras de manera diferente. Si esto es algo que puede manejar, puede ser muy efectivo para cambiar la forma en que usan sus garras.

Pregúntale al veterinario si hay algún tratamiento especial que te recomiende y si puedes hacerlo tú mismo. Puede hacer muchas cosas usted mismo sin el asesoramiento de un especialista, pero a veces vale la pena preguntar si hay algo que pueda probar usted mismo antes de que ellos lo hagan.

Pregúntale al veterinario sobre los riesgos.

Es importante preguntarle al veterinario si existen riesgos asociados con el tratamiento en particular que están recomendando. Si bien es bueno tener todas las opciones disponibles, algunos tratamientos implican riesgos y debe conocerlos.



Comentarios:

  1. Bazahn

    Le aconsejo que visite el sitio web que tiene muchos artículos sobre el tema de interés para usted.

  2. Hunfrid

    Se lleva

  3. Azhaire

    En ella algo es. Muchas gracias por la explicación, ahora lo sabré.



Escribe un mensaje

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos