Información

Mani el gato de la suerte keychn

Mani el gato de la suerte keychn


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Mani the lucky cat keychn, un gato con gafas de sol. Era solo otro más en una larga línea de productos para gatos geniales y extravagantes. Me encantan los gatos, y creo que es una clave de gato genial.

Los gatos son criaturas hermosas y enigmáticas. Mucho de lo que creemos es solo su percepción. En otras palabras, la mente es lo que hace que los gatos sean tan mágicos.

Cuando era niño, pasaba los veranos en una pequeña cabaña en la playa cerca de los bosques de Michigan. Pasé mucho tiempo al aire libre, explorando y explorando. Un día, me encontré con una enorme pila de palos. Cogí un palo y, mientras lo levantaba, me sorprendió descubrir que había un gatito peludo que se había caído del nido que acababa de mirar. Estaba sorprendido y confundido, ¿por qué habría un gatito en la pila de palos?

Hay un viejo dicho: "Un gato tiene nueve vidas". Y es verdad. La mayoría de las veces, veo a los gatos como realmente son. Pero de vez en cuando, veo un gato que es un poco diferente. El siguiente es uno de esos momentos.

El gato de mis padres, Mani, era un gran gato, uno de los mejores. Vivió con nosotros desde que nos casamos y luego nació nuestro primer hijo. Cuando nos mudamos al lago, mi hijo conoció a Mani y siempre fue amable con nuestro gato, al que le encantaba la atención. Cuando nos mudamos al lago, a Mani le encantaba jugar con los juguetes del lago y correr por la orilla del agua. Cuando llegó el momento de levantarse para comer, era un gato muy alerta y atento. Estaba atento a los ruidos, a otros gatos, a las personas, a los barcos. Le encantaba jugar con sus juguetes y siempre era el primero en levantarse, hacer la cama y asegurarse de que todo estuviera listo para el día. Era un gato realmente genial, un compañero maravilloso. Pero tenía este hábito.

A Mani le encantaba robar mis gafas de sol. Eran grandes, redondos y blancos, y siempre se quedaban en el borde de mi escritorio en la sala de estar. Mani siempre tuvo relaciones públicas diferentes y podía hacer lo que quisiera con ellas. Le encantaba usarlos y haría cualquier cosa para que yo lo mirara a través de ellos. Siempre miraba a Mani a través de sus gafas de sol, y creo que él siempre supo que lo estaba mirando. Cuando me los pongo, veo a Mani mirándome. Veía su lengua colgando y sus ojos radiantes, como si dijera: "¿Qué me vas a hacer hoy, mamá?"

Creo que esto es lo que Mani estaba tratando de decirme. Esto es lo que Mani estaba tratando de decirnos. Esto es lo que intentaba decir Mani: “Mani, mis gafas de sol, mis gafas de sol. Por favor, téngalos con usted y no permita que nadie se los quite, nunca.

Hay una lección aquí. Es una lección sobre la vida y el alma de un gato. Los gatos tienen alma y son muy conscientes de la conexión entre ellos y otros seres vivos. El alma de un gato es el alma de una persona, un animal, un ser que puede y debe amar, respetar y proteger a ese ser.

Mani amaba a su familia. Mani amaba a nuestra familia. Mani siempre estaba alerta, un gato muy perceptivo. Mani quería proteger a su familia y quería proteger a su familia de cualquier daño. Y sabía cuándo necesitábamos estar protegidos. Siempre nos miraba, a través de sus gafas de sol, para decir: "Por favor, no me lleves, mamá. Te amo. No me lleves ".

Al final, Mani se fue a vivir con Dios. Y Dios se sorprendió un poco al enterarse de la vida de Mani. Mani tuvo una vida extraordinaria, una de las vidas más extraordinarias que haya vivido un gato.

La lección aquí es, por supuesto, que tú y tu gato sois uno. Tu gato tiene su propia identidad única. Tú y tu gato tenéis un vínculo inquebrantable, una conexión indeleble, una conexión que no tiene fin.

Mani nos enseñó a todos, así que es hora de que les transmita un poco de sabiduría a ustedes y a sus gatos.

Cada mañana, salgo a hacer mi meditación matutina. Cuando hago eso, lo hago con mi gato. Lo he estado haciendo durante casi 30 años. Y las mañanas cuando mi gato no está, hago lo mismo. Me siento y pienso en mi gato, y me imagino a mi gato como un gato al que le encanta meditar, al igual que a mí. Ese'


Ver el vídeo: Trident Gato de la suerte (Mayo 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos