Información

Aseo y cuidado del bulldog francés


El Bulldog Francés no solo se considera un perro amigable, sino que también es fácil de cuidar y de entrenar. En términos de cuidado y actitud, aún debe prestar atención a algunas cosas para que se mantenga saludable y mantenga su temperamento alegre. También puede pisar el acelerador: el bulldog francés - Imagen: Shutterstock / Patryk Kosmider

El Bulldog Francés es un maravilloso perro de familia. Los animales de esta raza de perros suelen ser muy aficionados a los niños, juguetones y tiernos. Su temperamento moderado asegura que generalmente se sienta muy cómoda en un departamento de la ciudad.

Bulldog Francés: perro encantador con ganas moderadas de moverse

Puedes ver que estos perros no son cañones deportivos debido a su estructura robusta y patas cortas. Si hace ejercicio regularmente y tiene contacto con otras personas, está completamente satisfecho con la vivienda. El hecho de que no tengan instinto de caza y no sean propensos a ladrar favores en el edificio de apartamentos.

Por supuesto, las unidades de juego normales no deben descuidarse en los amigos casi siempre alegres de cuatro patas. Tampoco debes subestimar el encanto del Bulldog Francés. Con su aspecto lindo, a menudo se las arregla para obtener un regalo extra más rápido de lo que piensas, pero por el peso del perro amoroso, es mejor practicar ser firme.

Características especiales para el cuidado de la piel y la piel.

Debido a su pelaje corto, el extraordinario perro de pedigrí casi no necesita aseo. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que es algo sensible al frío y al calor. Las caminatas en el calor del verano deben reubicarse en barras sombreadas que pueden brindar la oportunidad de refrescarse. Mantén tus caminatas un poco más cortas en temperaturas heladas y asegúrate de que tu amor se mueva para que no comience a congelarse.

Bulldog francés: llamativo entre los perros de pedigrí

Los borradores constantes no son saludables para el bulldog francés porque tiende a causar conjuntivitis. En general, sus ojos son bastante frágiles. En caso de lesiones u otras anormalidades, debe consultar inmediatamente a un veterinario. Si la piel del perro se arruga en la cara o el cuerpo, debe limpiarse cuidadosamente de vez en cuando con un paño húmedo para prevenir enfermedades de la piel.