Información

Sangre en ojo de gato

Sangre en ojo de gato


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Sangre en ojo de gato."

Mientras hablaba, y la palabra abandonaba sus labios, el vidrio de su escritorio se rompió en una lluvia de fragmentos. Un segundo después, un fuerte golpe llegó desde la cocina cuando la olla se estrelló contra la encimera con estrépito. La mano izquierda de Mary se levantó frente a su boca.

"Te haré cargo de los cargos", dijo Jane. "Y si haces eso agn-"

"No te atrevas a amenazarme, perra ingrata", sd Mary.

Jane estaba tan sorprendida que por un momento no supo qué hacer. Dio un paso adelante y se puso de pie, con los brazos en jarras, mirando a su antigua amiga. Luego, recobrándose, volvió a su escritorio, juntó los papeles y se fue.

Mary se reclinó en su chr y suspiró. Luego miró al perro. "Ven aquí", dijo, y la cabeza del perro se levantó de la alfombra y se movió lentamente hacia ella.

"¿Te gusta?" Mary sd. "¿Te gusta mi casa? Es el lugar en el campo. Por eso la compré. Quería un lugar en el campo. ¿Te gusta eso? Lo mandé hacer y no quería que nadie más lo tuviera".

El perro, sintiendo que había perdido su oportunidad, se levantó lentamente, la miró y movió lentamente su tl.

"Esta es nuestra casa", dijo Mary. "Todo lo que tenemos es el uno al otro. Pero no tienes que ser mi perro. Solo quería ayudarte. ¿Sabes a qué me refiero? Traté de alimentarte. Eso fue agradable. Eres un buen perro. ¿Eres un buen perro? "

Se puso de pie y, agachándose, tocó al perro. Se enrolló en una bolita y ella le frotó la cabeza. Luego volvió a su escritorio y tomó su bolígrafo. Estaba a punto de empezar a escribir agn, cuando hizo una pausa y miró por la ventana.

Al otro lado del patio, en el lado de la casa que daba al bosque, había un pequeño trler. Pero en el trler vivía una familia. Mientras miraba, vio a un niño de unos cinco años que corría desde la parte trasera del trler y atravesaba el bosque y regresaba con un cachorro bajo el brazo.

Luego, aunque Mary no había visto al hombre, sintió de alguna manera que el hombre había entrado en la habitación con el niño y el cachorro. "Mira", se dijo a sí misma. "Son nuestros vecinos. Ahora el niño ha encontrado algo para el perro. ¿Ves?"

Mientras Mary miraba, el hombre subió por el camino hacia la casa, teniendo cuidado de no empujar al cachorro. El niño llevaba al cachorro y al perro en el mismo brazo, con la boca pegada a la del cachorro, y al perro, a su manera, parecía no importarle.

"Me pregunto", pensó Mary, "si tuviera que elegir, ¿lo dejaría entrar?"

¿Pero cómo podía saberlo? El perro no podía hablar. ¿Cómo iba a decidir?

Mary escuchó el sonido de la voz del niño cuando dijo: "Café".

_ "Café" _ dijo el chico, con la boca todavía en la cara del perro.

En la puerta principal, el niño y el perro atravesaron la puerta principal. Mary se levantó y los miró. Pensaba que cuando la mujer regresara podría pedirle que ayudara a Mary. Cuando regresara, Mary podría pedirle que le llevara algo de desayuno. María vio a la mujer llegar a la puerta principal y darse la vuelta y la vio regresar por el camino. Pero ella no entró. Y María, todavía preguntándose qué le iba a decir a la mujer, se apartó de la ventana y fue a la parte trasera de la casa.

Dentro del dormitorio miró en el armario. Era una habitación grande, pero el niño se había hecho un lugar en el armario y estaba ordenado. Mary salió del armario. Atravesó la habitación del niño y pasó por la cocina, cuya puerta vio que estaba abierta. Giró hacia el patio trasero y fue al cobertizo de herramientas. Había algunas palas, azadas y palas viejas allí y algunas hachas viejas apoyadas en el cobertizo. Había una vieja escoba apoyada contra una de las paredes. Había una cacerola de hojalata y dos latas oxidadas. Mary recogió la cacerola de hojalata y las latas oxidadas. Eran ligeros y los cargó en brazos y regresó a la casa. Escuchó a un perro ladrar afuera y supo que era el perro.

En la cocina, puso las cacerolas sobre la mesa de la cocina. Llenó un plato grande con tocino, huevos y tostadas e hizo la cama. Cuando volvió a la mesa de la cocina, oyó que la chica entraba por la puerta trasera y la oyó decir: "¿Dónde estamos?".

Mary sd, 'Este es tu lugar. Tengo que salir. Pero no toques nada. Regresaré en un rato.

Sacó la comida y se sentó en el porche trasero. Comió rápido y cuando terminó limpió el plato y lo puso en la basura. Entró y lavó los platos. La niña no dijo nada. Cuando Mary terminó de lavar los platos, preguntó: "¿Puedo ver a tu perro?".

La niña estaba muy tensa. 'Usted puede. No le gusta la gente.

El perro estaba encadenado a un árbol. No se veía saludable, pero era pequeño y su vientre era plano. Mary sd, '¿Cómo se llama?'

La chica sd, 'Travis'.

Mary le tendió la mano. Hola, Travis.

El perro la miró con recelo. Se acercó a ella, se puso rígido, luego apoyó la cabeza en su regazo y la miró como si estuviera pensando en si ella intentaría hacerle daño. Mary le tendió la mano al perro y él le permitió acariciarlo.

'Buen perrito', sd Mary.

"No le gusta la gente", dijo la niña, y Mary supo que la niña no estaba siendo completamente honesta.

Travis levantó la cabeza y miró a Mary. Sus ojos eran grandes y líquidos, del color del ámbar oscuro.

"Está bien", dijo Mary. No me importa. Me gustan los perros.'

La niña dijo: 'Voy a buscar mis cosas'.

Regresó a la casa y regresó con su bolso y lo dejó sobre la mesa.

'¿Donde te vas a quedar?' Preguntó Mary.

La niña se sentó.

Mary sd, '¿Dónde quieres quedarte?'

La niña la miró sin comprender. Mary pensó, pobrecita. No has tenido ninguna práctica hablando con la gente.

'¿Cuanto tiempo estarás aqui?' Mary sd.

'¿Qué quieres decir?' preguntó la niña.

Lo que quiero decir es que creo que vas a vivir aquí por un tiempo. ¿Cuál es tu nombre?'

'nsley. nsley King. Estoy en décimo grado. Vivo en el sur de San Francisco. Mi papá está trabajando en una planta en San Bruno '.

La niña no la miró directamente, pero Mary tuvo la sensación de que la estaba mirando. nsley tenía una cara grande, casi juvenil, con una hr oscura y gruesa. Una boca con algunos espacios entre los dientes. Tenía un ligero crecimiento velloso de hr en el labio superior. Sus ojos eran de color marrón claro, como si fueran más marrones que verdes, y se veían suaves.


Ver el vídeo: Blood sampling a cat (Mayo 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos