Información

Entrenamiento diario del perro: 4 consejos para divertirse con el perro


Con los siguientes consejos, el entrenamiento diario del perro traerá alegría tanto para usted como para su amigo de cuatro patas. Con diversión y juego puedes enseñarle a tu perro mucho más fácilmente lo que debe aprender para la vida cotidiana y como una mascota con buen comportamiento. El entrenamiento diario del perro debe ser divertido para ti y tu perro - Shutterstock / Monika Wisniewska

Es importante que no haya aburrimiento al entrenar perros. Los ejercicios deben ser juguetones y tu perro debe darse cuenta de que puede beneficiarse al aprender lo que quieres enseñarle. Sin embargo, trate de no abrumar a su amigo de cuatro patas durante el entrenamiento; estos consejos lo ayudarán.

1. No abrumes al perro

Si no hay éxito de aprendizaje en el entrenamiento de perros, puede convertirse rápidamente en frustrante para humanos y animales. Por lo tanto, es importante que se tome su tiempo y sea paciente. Intenta dividir el entrenamiento del perro en pequeñas unidades de aprendizaje y no quieras demasiado a la vez. Si su amigo de cuatro patas ha dominado un ejercicio, no necesita comenzar una nueva lección de inmediato. Primero cambie entre los ejercicios que su perro ya puede hacer y disfrute el éxito del aprendizaje. Puede presentar nuevo material de aprendizaje paso a paso más adelante.

La mejor manera de comenzar las sesiones de entrenamiento es con juegos, ejercicios y ejercicios de calentamiento ligero. Deje que su amigo animal husmee un poco de antemano y explore el área; luego podrá concentrarse mejor. Las unidades de entrenamiento individuales no deben durar más de 15 minutos, de lo contrario puede ser que la concentración disminuya o que el perro se sobreestimule.

2. Entrenamiento divertido para perros

Si siente que no está muy interesado en el entrenamiento de perros, está cansado o estresado, es mejor que posponga la lección de práctica. De lo contrario, su perro sentirá su estado de ánimo tenso, es inseguro y no puede concentrarse bien en el material de aprendizaje.

Después de descansar un poco, puedes comenzar a entrenar de una manera lúdica y terminar con juegos y abrazos. De esta manera, el entrenamiento es un buen momento para usted y su perro, que ambos pueden esperar. Además, esto fortalece la amistad entre humanos y perros y asegura un alma de perro saludable.

Entrenamiento con el perro: trabajo en equipo para la asociación

3. Consejos para alabar el entrenamiento del perro

Al entrenar perros, su perro debe estar lleno y descansado, pero ha tenido tiempo de digerir su comida. Entre dos y seis horas después de comer es un buen marco de tiempo para el entrenamiento. No use demasiadas golosinas después de los ejercicios, de lo contrario, su amigo de cuatro patas siempre esperará una recompensa comestible tan pronto como haya demostrado el comportamiento deseado. Sin embargo, el objetivo es que internalice los ejercicios para que los comandos y los éxitos educativos sean algo normal para él.

De vez en cuando, solo debes alabarlo con palabras, acariciarlo o jugar su juego favorito con él para recompensarlo por los ejercicios exitosos. De esta manera, se entera de que siempre vale la pena comportarse como se desea, incluso sin pedir un regalo.

4. Variedad: no hay posibilidad de aburrimiento

Ser menos desafiado por el aburrimiento es tan malo para el entrenamiento diario del perro como ser demasiado desafiado. Por ejemplo, cambie el orden de los ejercicios que su perro ya ha dominado más a menudo y mezcle unidades antiguas con nuevas unidades de entrenamiento.