En detalle

Gatos con diabetes: así es como se ve el tratamiento


Los gatos con diabetes deben recibir medicamentos de por vida después del descubrimiento de la enfermedad. Una dieta especial también juega un papel importante para que la pata de terciopelo pueda vivir una vida larga y feliz a pesar de la peligrosa y frecuente enfermedad metabólica. Los ojos del gato azul ruso son sorprendentemente hermosos - Imagen: Shutterstock / Maxim Blinkov

Para determinar si un gato realmente tiene diabetes mellitus, el veterinario primero toma sangre del tigre de su habitación para determinar el nivel de azúcar en la sangre. Sobre todo, un valor permanentemente aumentado del azúcar fructosamina es crucial para el diagnóstico.

Esto es seguido por un examen exhaustivo del animal, en el que se identifica un posible daño consecuente y se establece un plan de tratamiento. Esto incluye principalmente medidas para medicar la falta del gato de la hormona insulina, que es responsable de los síntomas de la enfermedad.

Gatos con diabetes: opciones de tratamiento

El tratamiento de los gatos con diabetes puede variar dependiendo de qué tan avanzada esté la enfermedad. En una etapa temprana de la enfermedad, se pueden administrar tabletas, los llamados medicamentos antidiabéticos orales. Esto asegura que el páncreas del gato produzca la insulina del cuerpo.

Otra opción es darle a la pata de terciopelo junto con la medicación alimentaria que puede reducir el nivel de azúcar en la sangre del gato. Si estas medidas no son suficientes, el veterinario le sugerirá una terapia de insulina para su gato, en la que reemplazará la insulina faltante con inyecciones diarias.

A la pelusa y al vellón les gusta unirse: a los gatos les encantan las alfombras

Terapia de diabetes con jeringas de insulina.

Las jeringas de insulina generalmente se administran dos veces al día. La hormona se inyecta debajo de la piel del animal de acuerdo con las instrucciones de su veterinario. La mayoría de los gatos tienen un buen momento para administrar el medicamento justo antes de comer.

Pero tenga cuidado: si el gato no come su comida, puede provocar una hipoglucemia peligrosa. Por lo tanto, algunos gatos solo se rocían después de consultar con el veterinario después de la alimentación. Además, un cambio en la nutrición del gato es importante para el bienestar del amigo de cuatro patas.

Alimentar a los gatos con diabetes adecuadamente

Un horario de alimentación regulado con horarios de comida fijos es muy importante para los tigres de habitaciones con diabetes. Es mejor distribuir varias comidas pequeñas durante el día para este propósito, ya que las fluctuaciones más grandes en el equilibrio de energía pueden causar un gran daño al gatito enfermo a través de los niveles altos o bajos de azúcar.

En los gatos con sobrepeso y diabetes, el veterinario también recomendará una dieta especial para apoyar la terapia. Por lo tanto, tratar a los gatos con diabetes requiere mucha paciencia y organización del propietario, a través del cual todavía puede pasar muchos años agradables y saludables con su salón.