Información

Alimentos para personas que deben evitar alimentar a sus mascotas

Alimentos para personas que deben evitar alimentar a sus mascotas



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Menear la cola y maullidos quejumbrosos pueden tentar a los amantes de las mascotas a compartir su cena con un amigo peludo. Un gesto inocente de compartir un refrigerio destinado al consumo humano puede terminar en una visita al veterinario local si una mascota come algo que no debería. Saber qué alimentos de mesa son tóxicos para las mascotas y mantenerlos fuera del alcance de narices y patas curiosas puede prevenir enfermedades potenciales y mantener seguros a los animales de compañía.

Frutas, Verduras y Hierbas

Algunas frutas y verduras contienen elementos tóxicos para perros y gatos, algunos de ellos desconocidos. Las cebollas, las cebolletas y el ajo pueden causar problemas gastrointestinales en los gatos, aunque los perros también pueden reaccionar a estos alimentos. El consumo de estos alimentos puede provocar daños en los glóbulos rojos, según la ASPCA. Deben evitarse las uvas y las pasas, aunque los científicos no han identificado la sustancia tóxica que contienen. Se sabe que las frutas causan insuficiencia renal y pueden ocurrir otros problemas graves en mascotas con problemas de salud preexistentes. Los aguacates son otra fruta que debe mantenerse fuera del alcance de los perros. La persina, una sustancia química que se puede encontrar en las hojas, semillas, frutos y cortezas del aguacate, puede provocar vómitos y diarrea.

Carne cruda, huesos y lácteos

La carne cruda y los huevos pueden contener las cepas de bacterias Salmonella spp, Campylobacter spp, Clostridium spp, Escherichia coli, Listeria monocytogenes y Staphylococcus aureus enterotoxigénico, que son tan dañinos para las mascotas como para sus dueños humanos. Avadin, una enzima que se encuentra en los huevos crudos, disminuye la capacidad de la mascota para absorber la vitamina B biotina. Esto puede provocar problemas en la piel y el pelaje. Los huesos de carne de un estofado cocido o asado pueden tener buen sabor para una mascota, pero crean un peligro de asfixia y la posibilidad de que un fragmento de hueso se aloje en la boca de la mascota o astillas de hueso que pinchen los órganos digestivos de la mascota. Cabe señalar que hay algunos defensores de la alimentación de los perros con una dieta de carne cruda, también conocida comúnmente como dieta BARF (alimentos crudos biológicamente apropiados). Los defensores dicen que alimentar con varias proteínas animales crudas está más cerca de los alimentos que los perros solían comer en la naturaleza y es más beneficioso para el tracto digestivo del perro que los alimentos procesados ​​para perros. Sin embargo, los oponentes, incluida la Asociación Americana de Medicina Veterinaria, señalan que el riesgo de alimentar carnes crudas o poco cocidas y otras proteínas supera cualquier beneficio potencial porque el riesgo de que un perro contraiga un patógeno peligroso es demasiado grande. Si le preocupa que la dieta de su perro carece de calcio, evite los huesos crudos y en su lugar use polvo de hueso, que puede encontrar en su tienda de mascotas local. Los productos lácteos provocan malestar digestivo en los perros. Las mascotas no están equipadas con la enzima lactasa, que es responsable de descomponer los azúcares de la leche.

Cafeína y chocolate

El chocolate, el café y la cafeína contienen sustancias llamadas metilxantinas, que se encuentran en las semillas de cacao, ciertos refrescos y el fruto de la planta del café. Las bebidas energéticas y el té contienen metilxantinas, al igual que las pastillas para adelgazar y los analgésicos. Las metilxantinas causan vómitos, diarrea, jadeos, sed extrema y micción, latidos cardíacos anormales, convulsiones y, en casos extremos, la muerte, según la ASPCA. Los niveles de metilxantina en el chocolate pueden variar según la concentración de cacao en el producto. Otra sustancia, la teobromina, está presente en el chocolate y puede hacer que las mascotas se comporten con inquietud o experimenten espasmos musculares.

Alcohol y xilitol

El xilitol es un edulcorante artificial que se usa comúnmente en chicles, pastas de dientes o productos dietéticos sin azúcar. Animal Planet indica que solo una pequeña cantidad de xilitol es tóxico para las mascotas, ya que estimula la liberación de un flujo de insulina en el cuerpo de la mascota. Esta liberación de insulina conduce a hipoglucemia. Los síntomas de la intoxicación por xilitol incluyen vómitos, letargo y falta de coordinación. Las convulsiones y la insuficiencia hepática pueden ocurrir en orden rápido. El consumo de alcohol en las mascotas puede ser potencialmente letal, dependiendo de la relación entre el alcohol consumido y el peso de la mascota. Incluso en pequeñas cantidades, el alcohol puede causar temblores, problemas respiratorios, diarrea y vómitos, así como la supresión del sistema nervioso central. Cuando los dueños de mascotas se preocupan de que su animal de compañía haya ingerido una sustancia tóxica, un profesional veterinario de confianza o una línea directa de control de intoxicaciones para animales pueden brindar información y consejos útiles.


Ver el vídeo: Las MEJORES FRUTAS para PERROS - Beneficios y dosis (Agosto 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos