Corto

Golpe de calor en gatos: síntomas y primeros auxilios


Sol peligroso: en el peor de los casos, un golpe de calor en los gatos puede incluso ser fatal. Cuando vea los primeros síntomas, debe dar primeros auxilios de inmediato. Se sabe que a los gatos les encanta pasar horas al sol - Imagen: Shutterstock / Koriolis

Un golpe de calor en los gatos es causado por el sobrecalentamiento del organismo. Los tigres domésticos no pueden sudar como los humanos, solo tienen glándulas sudoríparas en sus patas. Esto significa que pueden compensar las altas temperaturas mucho menos. Los síntomas de sobrecalentamiento incluyen dificultad para respirar, jadeo y apatía. La mejor manera de proporcionar primeros auxilios es con medidas de enfriamiento.

Síntomas: detectar golpe de calor en gatos

Es posible que no reconozca inmediatamente un golpe de calor en los gatos. Porque al principio tu amor solo se inquieta un poco, corre de un lado a otro y busca sombras. Quizás el tigre también comienza a jadear: al igual que los perros, los gatos pueden usar esto para eliminar algo de calor del cuerpo.

Después de un tiempo, el comportamiento del gato cambia a lo contrario: se vuelve lento, posiblemente apático y se acuesta boca abajo. La falta de aliento y la hiperventilación siguen siendo síntomas claros de golpe de calor en los gatos. Este comportamiento puede comenzar muy temprano, especialmente en razas con nariz chata, como los persas.

Algunos animales también experimentan escalofríos o calambres. Algunos gatos incluso se desmayan o vomitan; a más tardar ahora debe ir al veterinario lo antes posible. Si el centro respiratorio se paraliza, tu amor puede pagarlo con la muerte.

Gatos y agua: ¿top o flop?

Primeros auxilios para la pata de terciopelo.

Si nota síntomas de insolación en los gatos, saque al animal del sol de inmediato y bríndele primeros auxilios. La mejor manera de hacer esto es llevar al amigo sobrecalentado de cuatro patas a una habitación fresca, como un sótano o un garaje. Importante: no debe haber borradores aquí. De lo contrario, su gato se resfriará.

Tome medidas adicionales de primeros auxilios de inmediato. Para enfriar lentamente el cuerpo de tu favorito, debes frotar el pelaje del gato con un paño húmedo o una almohadilla de enfriamiento envuelta en una toalla. Las toallas mojadas en el cuello o en la cabeza también ayudan. Dale mucho a tu gato: si no puede hacerlo ella misma, usa una jeringa desechable.