Información

El gato tierno ama al bebé más que a nada


¿Se preocuparon los dueños de este gato por la reacción de su ronroneante amigo de cuatro patas ante la nueva incorporación a la familia? Si es así, ¡estarás más feliz con esta imagen!

¡Bueno, si estos dos no se hacen amigos de por vida! La amorosa pata de terciopelo no puede dejar de acurrucarse con el lindo bebé. No hay rastro de celos o desconfianza.

El gato parece saber exactamente con qué pequeña criatura vulnerable se trata. Incluso cuando el bebé la toca bruscamente con sus pequeñas manos, ella permanece muy tranquila y disfruta pasar tiempo con su nuevo amigo. Que lindo

Gatos y niños: un buen equipo